Un alto número de venezolanos aún no sabe si saldrá a votar


Los del régimen están muy claros: salir a votar y obligar a sufragar a quienes dependen de sus limosnas para continuar aferrados al poder. No así sus adversarios, que se debaten entre los que saldrán a votar, los que no, y los que aún deshojan esa margarita bajo el fuego cruzado de las dos posturas enfrentadas que tienen un enemigo en común: el Socialismo del siglo XXI.

La parte opositora que avala la participación electoral en las regionales de este 21 de noviembre, sostiene, grosso modo, que es el inicio de irle quitando espacio y poder al chavismo-madurismo, y los que pregonan la abstención manifiestan que no hay garantías para ejercer el sufragio, pues el régimen controlará y manipulará, una vez más, los comicios donde se elegirán gobernadores, alcaldes, concejales y diputados.

Más que esperanzas, las dudas e incertidumbres es el pan de cada día en Venezuela. Una terrible desconfianza invade todos los rincones de un país azotado por una larga y cruenta crisis en todos los órdenes y que no parece tener final, al menos en el corto plazo.

Y en ese estado de cosas casi insoportables subyacen un buen número de ciudadanos que se levantarán el domingo sin saber si votarán o no. No se trata de los neutrales “ninis” (ni con el gobierno ni con la oposición) sino de personas que están hartas del régimen pero que tienen no una sino dos espadas de Damocles pendiendo sobre sus cabezas. La una los arenga a acudir a las urnas porque es así como se le irá erosionando el poder a los sátrapas rojos, dado que el uso de la fuerza foránea es una posibilidad remota, y de presentarse fraudes cuentan con los observadores internacionales que tendrán las pruebas para hacer la denuncia ante el mundo.

“No se la vamos a poder fácil, porque ellos buscan apropiarse de las elecciones a costa de los abstencionistas; debemos apoyar a los candidatos de la oposición, a gobernadores y alcaldes; mientras más regiones y localidades ganemos más haremos fuerzas para salir de Maduro y de su régimen nefasto”, comentó el abogado Alexis López.


Pero la otra filosa hoja, les advierte a los indecisos que salir a sufragar significa legitimar en el poder a los sátrapas rojos, y que se acuerden de que nada valió ganar la Asamblea Nacional y los poquitos gobiernos regionales, por cuanto los asambleístas fueron neutralizados con decisiones del TSJ, cuyos magistrados son fichas la revolución, en tanto que a gobernadores y alcaldes de oposición les impusieron las figuras llamadas protectorados que son los que al final reciben los recursos asignados a gobernaciones y alcaldías. Además, apuntan que más de 80 países, encabezados por EE. UU no avalan las elecciones, así como la OEA, el Grupo de Lima, el parlamento europeo (aunque paradójicamente envió observadores) y otros organismos democráticos. 

“No hay garantías electorales, con ganar dos o tres gobernaciones y unas alcaldías o diputaciones, no vamos a sacar al dictador Maduro y sus secuaces… Si se impone una gran abstención quedarán solos, aislados, y tendrán que someterse al repudio mundial”, dijo Jorge Araujo, médico cirujano.


Entre llamados a votar y no votar, surge la voz del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, quien en su afán de velar por la unificación con el propósito de ponerle fin al fallido sistema revolucionario, envió un mensaje a todos los venezolanos:

“No vamos a normalizar de ninguna manera a la dictadura (…) Respetamos la decisión de los partidos de la Unidad que decidieron acudir al proceso como herramienta de lucha, de organización, de ejercicio de la mayoría que somos en Venezuela; también de los partidos que no participarán, argumentando la ausencia de condiciones, pero que se mantienen en la calle exigiendo condiciones, un acuerdo de salvación nacional y elecciones presidenciales: eso nos unifica a todos. A los venezolanos (les digo) respeto tu decisión, sea votar o no (…) El llamado a todos los venezolanos es que el 22 de noviembre sigamos unidos luchando por el objetivo que nos reunifica: salir de Maduro para salir de la crisis (…)”.


Si hay un termómetro ideal para medir el estado anímico en que se encuentra la población venezolana, no es otro que un evento electoral. De lo que pase allí podrá hacerse una lectura de cómo está la participación ciudadana en el concierto político, qué tan democrático y justo es el proceso comicial y cuáles son las nuevas variables a surgir.

Lo que sí parece inevitable, dada las divisiones y dubitaciones de sectores de la oposición, es que el chavismo-madurismo se impondrá en la mayoría de las regiones.

Foto: Globovisión.



  ¿Qué está pasando en Venezuela? ¡COMENTA! Tu opinión es valiosa para nosotros.
  Gracias por visitarnos, no olvides compartir en tus redes sociales y seguirnos en:
  Facebook.com/Circozuela
  Twitter.com/Circozuela
  Instagram.com/Circozuela
Un alto número de venezolanos aún no sabe si saldrá a votar Un alto número de venezolanos aún no sabe si saldrá a votar Reviewed by Alejandro Domecq on 15:07:00 Rating: 5

No hay comentarios.

¿Qué está pasando en Venezuela? ¡COMENTA! Tu opinión es valiosa para nosotros...

Recuerda que somos una comunidad, así que trata como quieres ser tratado... Gracias!