¿Qué puede comprar el venezolano con el nuevo salario mínimo?

¿Qué puede comprar el venezolano con el nuevo salario mínimo?
Con el nuevo aumento de salario mínimo surge esta incógnita en medio de la elevada inflación que hay en la economía de Venezuela. Contrapunto realizó un trabajo sobre ello en referencia a los precios en la capital:


El ingreso mínimo desde este 1º de mayo, incluyendo los tickets de alimentación, representan 1.121,2 bolívares diarios. Esto rinde para comprar, durante todo el mes, una empanada y un café pequeño para desayunar, y dos perros calientes en el almuerzo

"El aumento acumulado de este año para defender el salario frente a la guerra económica asciende a 105% (...) Es una defensa preventiva", dijo el presidente Nicolás Maduro al anunciar el aumento del sueldo mínimo este fin de semana.

Los venezolanos recibieron 2016 con un sueldo mínimo de 9.648,18 bolívares, más 6.750 del ticket de alimentación. Esto representaba un ingreso mensual de 16.398,18 bolívares.

Desde este 1º de mayo, con el incremento de 30% decretado por el mandatario para el salario y el de la base de cálculo de los tickets –que pasarán de 13.275 a 18.585 bolívares--, el ingreso mensual efectivamente se ha duplicado este año, para situarse en 33.636 bolívares.

En febrero fue el primero aumento. En la misma fecha en que informó el tan esperado ajuste del precio de la gasolina tras 17 años y un nuevo sistema cambiario, que ha llevado el dólar no preferencial (Dicom) a un incremento de 83%, Maduro decretó el ajuste de 20% del sueldo mínimo y el de la base de cálculo del cesta ticket. Así, llevó el ingreso a 11.577,81 bolívares más los 13.275 del bono alimenticio. Total: 24.852,81 bolívares al mes.

En consecuencia, el nuevo sueldo supone un aumento de 8.784 bolívares, o 292,78 diario. Más aún, el ingreso mínimo mensual representa 1.121,2 bolívares diarios.

Esa “defensa” frente a la guerra económica que mencionaba el Presidente parece ser bastante floja, al analizar qué puede comprar el venezolano con su sueldo mínimo, y teniendo en cuenta que la canasta básica familiar llega a los 204.000 bolívares, según el Cendas (datos oficiales no se divulgan desde 2014).



Si hablamos de desayuno, una arepa en un famoso local comercial en El Rosal no baja de 950 bolívares, un cachito en panaderías ronda los 450 y un croissant está en 500. Un jugo natural se ubica en no menos de 400 y el café está en 120 el pequeño y 240 el grande. Quizá la opción más barata es una empanada, en 250 bolívares.

Para almorzar, en la misma arepera, un chupe es lo más económico: 1.520 bolívares. Los platillos completos ya superan bastante los límites: chuleta ahumada en 2.630; pollo a la canasta, 3.180; bisteck de solomo, 2.670; y filet de atún en 3.130.

En una panadería que también ofrece almuerzos, en un centro comercial de Chacaíto, la comida promedio está en 1.800 y 2.100 bolívares.

En una pollera cercana, un combo solidario de seis alitas es la alternativa más accesible, en 1.220 bolívares. Ya un cuarto de pollo con dos contornos sube a 1.700.

Y, en un local de comida por peso, medio kilo de comida está en 1.900, y si se trata de carne o pollo, se eleva a 2.100.

Un pasticho individual puede conseguirse en 1.050 y una pizza pequeña, para una persona, con su bebida se ofrece en 1.580.

Mientras, un carrito callejero tiene perros calientes en 380 y la hamburguesa más barata en 1.500.

El ajuste del salario sólo puede alcanzar a quien opte por desayunar una empanada y un café pequeño, y almorzar dos perros calientes en la calle. Esto suma 1.130 bolívares. Sin incluir cena, pasaje ni otros servicios básicos.



Una hamburguesa en la calle equivale casi al ingreso mínimo diario del venezolano

“Ahorita los venezolanos medio comemos”


Si algo está claro, al menos para las personas consultadas este lunes por Contrapunto, es que nada se logra con el aumento salarial, mientras la inflación siga incontenible.



“Es para nada suficiente. Es como echarle un maíz a un gallo, que se lo come inmediatamente. No tiene incidencia para nada”, dice tajantemente la señora Silene Sanabria, educadora jubilada y escritora.

El último indicador oficial del aumento de precios en el país, dado a conocer en febrero por el Banco Central de Venezuela (BCV), dio cuenta de una variación de 180,9% en 2015. El Fondo Monetario Internacional vaticina que este año la inflación cerrará en al menos 500%.

Para el caraqueño, no es necesario saber en detalle esta cifras, pues su efecto lo viven a diario. “Ni porque aumenten el salario es suficiente, si la inflación está súper alta. Aumentan el sueldo, pero también la cesta básica. Eso no te alcanza ni para comer. Ya ahorita los venezolanos medio comemos, porque nada alcanza, y de paso tienes que pasar el día haciendo una cola para conseguir dos productos”, se queja Fabiannys Salazar, una joven madre de 25 años.

Ella trabaja en un restaurante de comida rápida, y como según el final de su cédula, le corresponde comprar artículos regulados los viernes, debe pedir ese día libre y trabajar los domingos. “Pero llevo dos viernes que no consigo nada”, remata.

Para Sanabria, con todo este panorama inflacionario, “el sueldo mínimo debería estar al menos en 100.000, incluso ajustándonos el cinturón”.



Y agrega que comer en la calle no es una opción. “¿Cómo te vas a comer un almuerzo en 2.000 bolívares, si no ganas 2.000 diarios?”, puntualiza. Para sobrevivir, con su sueldo de jubilada, se ayuda con lo que le mandan sus sobrinos del exterior.

María Salas, una ingeniera de sistemas que reside en Barinas, señala que “el Gobierno debería detener la inflación y luego hacer un aumento. Cada vez que hay un aumento de salario, que igual no alcanza, aumenta todo”.
Su compañero Carlos Piña señala que incluso él, que no gana salario mínimo, debe restringirse de muchas cosas para cubrir solo lo básico: alimentación y servicios. El joven dice que no sale en las noches ni compra ropa. “Creo que deberían eliminar el control de precios y que las empresas puedan fijarlos”, estima.



¿Aumentarán precios?


En los comercios de comida visitados este lunes por Contrapuntono había consenso en torno a si el incremento del salario mínimo se traduciría en aumento de precios de los productos que ofrecen.

En la arepera Misia Jacinta, su encargado comentó que lo que más incide en ajuste de precios es la constante subida, casi semanal, de los costos de los insumos. La carne, el pollo, la charcutería, los refrescos, servilleta, papel higiénico, dice, llegan cada vez con un monto distinto.

Por ello hace un mes hicieron el último ajuste en el monto de sus servicios y hasta pasaron de ser un establecimiento 24 horas a cerrar a las 6:00 de la tarde.

Desde la semana pasada, el puesto de perros calientes y hamburguesas ubicado en Chacaíto tiene nuevos precios. El perro caliente pasó de 300 a 380 y la hamburguesa de 1.000 a 1.500, la más barata.

La razón es la misma: el aumento de los costos. “El pan de perro pasó de 1.400 a 2.000”, dice el encargado, quien prefirió resguardar su nombre.



En los comercios estiman que los aumentos de precios son inevitables ante la indetenible inflación.

En Praga Café, en el Centro Comercial Expreso, seguramente harán una revisión de precios tras el aumento salarial, explica su encargado, Alcides Roa. Ya hace dos meses él aumentó los montos al público, pero la inflación constante le obliga.

“Todo aumenta. El azúcar, la harina de trigo, los huevos. Una caja de huevos me costaba 20.000 hace dos semanas, y el viernes pedí otra, y me dijeron que eran 28.000. El pollo estaba en 2.900 y llamé hoy y me dieron nuevo precio: 3.500”, precisa.

Ha optado por reducir las cantidades que pide. “Antes pedía para 15 días, ahora solo para que me dure tres”, comenta.



¿Qué está pasando en Venezuela? ¡COMENTA! Tu opinión es valiosa para nosotros... Gracias por visitarnos, no olvides compartir en tus redes sociales y seguirnos en Facebook.com/Circozuela y Twitter.com/Circozuela
¿Qué puede comprar el venezolano con el nuevo salario mínimo? ¿Qué puede comprar el venezolano con el nuevo salario mínimo? Reviewed by Jisell Higuera on 20:13:00 Rating: 5

No hay comentarios.

¿Qué está pasando en Venezuela? ¡COMENTA! Tu opinión es valiosa para nosotros...

Recuerda que somos una comunidad, así que trata como quieres ser tratado... Gracias!